© Pablo Audouard Deglaire / No copyright

Antoni Gaudí a los 26 años, al acabar sus estudios de arquitectura.

Antoni Gaudí i Cornet

(25 de junio de 1852 - 10 de junio de 1926)

Antoni Gaudí es considerado una de las figuras más universales de la cultura catalana y de la arquitectura moderna. Su aportación a esta disciplina representó una ruptura de los esquemas establecidos, tanto en la forma como en los sistemas constructivos y estructurales de sus edificios, fruto de una gran creatividad y de una metodología única y sin precedentes.

Nacido en Reus en el año 1852, Antoni Gaudí estudió en la Escuela de Arquitectura de Barcelona, donde se graduó en 1878. La formación de Gaudí como arquitecto incluyó un conocimiento profundo de los distintos oficios y materiales relacionados con el mundo de la construcción. Este hecho le llevó a la búsqueda constante de la obra de arte total en su práctica creadora, dentro de la cual se preocupaba tanto de los aspectos constructivos de los edificios como de todos y cada uno de los elementos que los componen, como los detalles ornamentales o el mobiliario.

Partiendo de los preceptos del movimiento del Modernismo, el carácter innovador y experimental de su obra hace que se proyecte más allá de sus dictámenes formales y estéticos. En el transcurso de su prolífica trayectoria, Gaudí trabajó en la construcción de edificios de carácter religioso, zonas residenciales y casas para particulares, así como en multitud de proyectos que no vieron la luz o que terminaron sus colaboradores. En totas estas obras Gaudí muestra un gran interés por la naturaleza y la geometría, y aprovecha las innovaciones técnicas y el dominio de los oficios artesanales para crear una arquitectura muy personal, de una gran belleza, racionalidad y modernidad.